criar, cocinar, curiosear, compartir...y claro, hablar de ello

jueves, febrero 14, 2008

Costumbres españolas

Como es de mal gusto repetir las cosas que otros han dicho como si fuesen de una, no reiteraré ni la defensa del ministro del interior, ni las disculpas del jefe del ejecutivo, como le dicen a ZP en telemadrid, no porque no esté de acuerdo, si no porque me da una rabia sin nombre que sus dichos sean todo lo que tenemos por reclamo y defensa... además de porque, como he dicho, es de mal gusto copiar opiniones.
Yo tengo muy mal humor, comocido es este fenomeno y ademas, ni sé ser chistosa ni entiendo el humor del resto, por lo que seguro que eso de hacer una lista con las mejores costumbres españolas para votar por la mejor y luego reirnos de las chorradas que saldrán publicadas, no me nace hacerla, porque no me da risa. Tampoco soy lo que se dice una mujer grave (o si? no lo habia pensado : s) por lo que celebro que seamos capaces de reirnos de tamaña ofensa... no, la verdad es que no me ofende, me parece sumamente ignorante que alguien crea que las urgencias se colapsan por los inmigrantes y que se necesita nacer en chamberí para saber poner unas tortitas con nata como dios manda. Pero está claro que no sólo vale con no ofenderse, ni tampoco basta con refrendar todo lo que crece europa, españa, con nosotros ni con que el problema de las urgencias y de una mediocre merienda castellana son el desmantelamiento de lo público y de que ya no quedan cafeterias si no sólo franquicias americanas...
Y no vale porque nadie se lo cree. No por qué no sea cierto, si no porque ese no es el problema, al menos no el que tiene los xenófobos, o los que no saben como vivir con nosotros que menos mal, son menos que los primeros. El otro dia escuché un tio en la radio que decía que nos pediría que cuidaramos los parques y no los dejaramos tan guarros, que a él que supieramos de toros le daba igual, pero los parques, coño! que los llenamos de papel de plata, corontas de choclo y olor a ceviche, ademas de no dejar a los vecinos escuchar los pajaritos de tan fuerte que escuchamos regeton... No voy a defenderme de esta acusación (como de ninguna otra, ya lo he dicho) porque todos hemos hecho botellón en algun parque de madrid y porque qué daria yo por al menos quedarme con los restos de esos ceviches por muy populares que sean!!
Ni siquiera en los periódicos latinos, cada uno mas chorra que los demás, ha salido una sola organización abriendo un debate sobre este tema. Sólo he leido indignación o aceptación, ambas posturas inevitables pero escasas, desde mi punto de vista ¿A nadie se le ha ocurrido darle una vuelta de tuerca y hablar de lo que hacemos, de lo que nos gusta, incluido el maligno placer de reirnos de los españoles? ¿Nadie ha pensado que la mejor defensa es dejarse de estereotipos y que aquella parafernalia de la diversidad puede demostrarse en casi todos de los ambitos de la vida y que no hacen falta los grandes discursos? ¿O es que no tenemos donde decirlo, o es que no queremos? Yo creo que habrá de todo, como en botica, pero habría que encontrar el equilibrio entre hablar desde la legitima necesidad de defender el colectivo nuestro y batallar para que nos vean donde de verdad estamos que es ya, inevitablemente, en el salón de sus casas, en sus aulas de clases, en las calles y comercios, además de los impolutos parques y de las cafeterias clonadas.
en fin, que como he recuperado internet queria hablar de estas nimiedades que pueblan esto de ser un ser extraño en un país en que tanta gente te quiere y te trata bien y te da lo mejor de si, por eso mismo, porque te quiere, tanto o mas que los que hemos dejado, que los que recordamos, que los que extrañamos y a pesar de eso una siente la necesidad de quejarse, autónoma y colectivamente de que unos subnormales hablen por estos seres preciosos que nos quieren, como si fueran sus representantes... ups!, es que lo son, me cago en la mar!... Pues a mi que me acuse mi vecino, que se harte de mi música la señora de enfrente, que sea el frutero que se queje de las frutas raras que le pido; y que sean ellos los que me defiendan a la vez, que digan ellos y ellas lo maja que soy; que sean mis amigas, mis amigos los que a cada sablazo ignorante que salga por la tele, tengan algo, mucho, que decir y que sepan que yo se lo agradezco infinitamente.

2 comentarios:

gasl dijo...

nada que añadir.
de acuerdo.
y muac

TYV dijo...

Salfate, manda las fotooooos!