criar, cocinar, curiosear, compartir...y claro, hablar de ello

viernes, septiembre 28, 2007

RETOMANDO....

Había preparado un discurso de reencuentro en una de las múltiples noches de insomnio que tengo por estos días, pero se me ha olvidado.
El verano llega a su fin y aquí estamos para recuperar la quimérica apuesta de escribir con frecuencia. Como siempre no ha sido falta de temas para sentarse a ello, si no de energía y motivación para creer que vale la pena escribirle a los cinco fieles que me leen... Le he estado dando vueltas y como no me decidía por ninguno de ellos, se me ha ocurrido una idea tal vez no muy creativa, pero al menos seguro mas entretenida que largarme yo aquí a divagar, con lo bien que se me da y los tiempos caóticos en los que me encuentro.
La idea es optar por aquella otra quimera, la de la participación. Yo propondré los temas que este verano han rondado mi cabeza y de los que en su momento me parecio imperativo hablar y entre tod@s decidimos por cual partir, como si fuese un ranking del top 40, con el objeto de hablar escencialmente de lo que nos interesa, que en el fondo es para lo que una servidora hace este blogg, no?

Los temas serian los siguientes, mas menos en el orden en que fueron apareciendo en el horizonte:
-Onces de septiembre varios. Los años que han pasados y las cosas que recordamos. Lo que tuvimos y lo que no alcanzamos a tener. Los goles que nos meten y los que nos van a seguir metiendo...

- Burbujas. A propósito de la experiencia de vivir proyectos de realidades paralelas, para unos, esfuerzos por construir lo diferente, para otros. Aclara mas si digo Rubén Darío, BAH! ?? pos eso.

-Las mujeres que le gustan a los hombres. Una licencia sobre algunas razones masculinas para los errores al elegir pareja o por que somos infieles.

-España en el corazón. Reflujos de la lectura de un libro recomendabilisimo (el corazón helado, de Almudena Grandes) y las entelequias de una España vista desde lejos.

-Deseo. Poco que aclarar... de su destrucción, de su cataclismo, de su ceguera, pero también de su olor a triunfo, de su poder, de su necesidad.

-Aquello que llamamos monarquía. Lo que no podemos decir y lo mal que lo llevamos.

Pues eso, muy variopinto, de todo como en botica. Heterogeneo como si fuera yo columnista de periódico... opiniones hay para todo, salvo que a algunas no nos pagan por darla.
Evidentemente, se puede votar por mas de uno, no necesariamente hacer el ranking de todos y también se puede no votar y proponer... aunque pare eso con linkear al propio blogg también valdría
Que se esperan las opiniones con ansiedad, que un poco de aire fresco le hace falta a este fin del verano...

5 comentarios:

Mauricio dijo...

me parece excelente que retomes... así ya no se te extraña tanto, aunque eso siempre resulta algo improbable.

Y estaré reclamando por el tratamiento de los temas, así que no nos descuidemos más.

te mando un beso gigante.

M.

R2 dijo...

Digo: no hay ni un animalito en el horizonte: una vaca, un cerdo, un chigüire...manquesea...Y la veterinaria qué?

lechugova dijo...

Por fin. Opino lo mismo que el Mauricio y pues... que espero que el tema de por que somos (o son) infieles no sea mas cercano de lo que ya es (o lo que yo se). Me explique?
Besos querida.
Ya se vuelve tu novio para alla, asi que me imagino que de aqui a un mes volveras a comunicarte, jiji
TYV

Vero dijo...

Y qué tal eso de los hombres que les gustan a las mujeres? Sé que tal vez esté un poco trillado, pero siempre se le puede sacar punta a ese lápiz. A mí que siempre me gustan los más horteras, me podrías ahorrar años de terapia con tus divagaciones...
un besote! Y ya estoy en Barna, a prosópito... mañana ya tomamos el "baquito" rumbo a Croacia.
Mil besos. Y espero que sepas qué Vero soy!!!

gasl dijo...

Hola amor.
Estamos de nuevo arejuntándonos.
Yo espero lo mismo que la lechuga....
Pues no se bien po cual partir. Hem, segun las opiniones parece que el tema de los hombres y mujeres e infidelidad o asi.
Pues por mi parte lo del 11. Supongo que debe ser porque vengo llegando de chilito y dspués de cuatro años, se pueden ver un poquito mejor los cambios y no cambios. Las cicatrices, las heridas sanadas y las abiertas y las que no se ven muy bien.
Por suerte casi todo puede tener su cura.
besitos.